Google Glass para el deporte

Ya está aquí el próximo paso de la revolución tecnológica, de la mano de las gafas de Google, llega el nuevo mercado de las aplicaciones para las Google Glass y la realidad virtual.

Se trata de un nuevo proyecto de Race Yourself, que está a punto de dar a luz,  llevando las típicas aplicaciones de running o fitness a las nuevas gafas de Google con ciertas mejoras, como motivaciones en el ejercicio, simulación de pequeños efectos para mejorar la experiencia, etc…

Por el momento se trata de una beta que al parecer, tiene que salir al mercado en primavera de este mismo año, aunque cuenta con algunas dudas respecto a su funcionamiento y comodidad, la propia empresa sigue aceptando probadores a los que distribuirá su beta para sacar un producto pulido al mercado que puede reventar lo hasta ahora conocido.

Aquí tenéis la web de los responsables de tal locura: Race Yourself


El problema de las gafas de Google

Hace tiempo que no se oye lo que a todos nos impresionó en su día y que, como poco, nos hizo plantearnos un futuro con el que a muchos seguidores de ciencia ficción se les estaba haciendo la boca agua, la posibilidad de disponer de un sistema inteligente en nuestras gafas.

Si es verdad, que la magnitud del proyecto era tal que parecía imposible un desarrollo e implantación rápida en todos los ámbitos de la vida. Sin embargo, parece que todo se ha parado, o al menos, el artífice y promotor del comienzo de la idea, Google, esconde muy bien todos sus avances.

El tema del artículo ha sido cuestión del destino, que ha querido depararme un momento de diversión recordando algunos vídeos que con ese humor ácido que tanto gusta, nos muestra los problemas y contratiempos que nos pueden acarrear las gafas inteligentes, tanto de Windows como de Google.

Así pues, aquí va el video que me ha parecido más divertido, con la interfaz de Windows, todo sea dicho, pero con la idea central de las gafas inteligentes.